La inmigración es la entrada en un país con la intención de vivir o trabajar allí permanentemente. Las leyes de inmigración de los Estados Unidos abarcan varias situaciones pertinentes a la entrada de extranjeros en el país, ya sea para una visita temporal o para la residencia permanente.

La función principal del sistema de inmigración de los Estados Unidos es conceder el estatus de inmigración sobre la base de factores como la reunificación familiar, la demanda de aptitudes profesionales y la inversión de capital. El sistema de inmigración también abarca a los refugiados y los solicitantes de asilo y ofrece una «lotería» de estatus de inmigración para las personas que no están en tan malas condiciones. El procedimiento para obtener la condición de inmigrante legal depende, entre otras cosas, de los pasos que se den en función del empleo, el nivel educativo y la situación familiar.

Una nación de inmigrantes

Millones de hombres y mujeres de todo el mundo han inmigrado a los Estados Unidos. De hecho, gracias a la inmigración, los Estados Unidos se han convertido en una potencia mundial, sobre todo en términos de crecimiento económico. Pero las actitudes hacia los nuevos inmigrantes han alternado entre hostiles y pro-inmigración por más de dos siglos, y las leyes de inmigración se basan a menudo en estas posiciones.

La Ley de Naturalización de 1790 fue el primer intento de neutralizar a los extranjeros. La primera legislación federal importante que restringió la inmigración fue la Ley de Exclusión de China de 1882, seguida de todo tipo de acuerdos y leyes de inmigración. Aunque los estadounidenses se dan cuenta a diario de que los Estados Unidos es una nación de inmigrantes, el sistema de leyes que regulan quién inmigra, quién visita, quién se queda y en qué condiciones puede ser muy frustrante.

Tomemos como ejemplo la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) de 1952, que es un conjunto de leyes que regula todo, desde las restricciones a la naturalización, la regulación de los estudiantes extranjeros y la gestión de los trabajadores temporales hasta la autorización de la protección humanitaria, como el asilo y la entrada de refugiados. El sistema de cuotas terminó en 1965 en vista de las nuevas leyes que favorecían la inmigración europea. Hoy en día, la mayoría de los inmigrantes provienen de Asia y América Latina.

aplicación de las leyes de inmigración

La aplicación de las leyes de inmigración ha cambiado drásticamente desde la adopción de la Ley de Seguridad Nacional de 2002, que creó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS). El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) realiza tareas administrativas relacionadas con la inmigración. El Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE) y el Servicio de Aduanas y Protección de las Fronteras de los Estados Unidos (CBP) hacen cumplir la ley y protegen las fronteras del país (0027 dólares).

Una deportación, que legalmente se denomina «deportación», se produce cuando el gobierno federal ordena la deportación de un no ciudadano del país. Esto puede suceder por muchas razones, pero generalmente ocurre cuando el inmigrante infringe una ley de inmigración o leyes penales más graves.

Explorando el sistema de inmigración

El Centro de Inmigración de Abogada.com ofrece una gran cantidad de información y recursos sobre cómo solicitar la ciudadanía estadounidense, las tarjetas de residencia y las visas temporales, así como información sobre violaciones de inmigración. También puede aprender sobre el proceso de naturalización y ciudadanía, la residencia permanente, los visados de trabajo temporal, los visados de estudiante, la protección contra la deportación y mucho más.

Pero las leyes de inmigración son de las más complejas que se conocen. Lidiar con el laberinto de regulaciones de inmigración puede ser un gran desafío. Tener un abogado de inmigración puede ser un requisito crucial cuando se trata de cuestiones de leyes de inmigración que no son simples o sencillas. Un abogado de inmigración debe tener un conocimiento profundo de la ley de inmigración y experiencia en los tribunales de inmigración y puede ayudarle a explorar el sistema federal de inmigración.

Hable con un abogado de inmigración calificado hoy

Este artículo pretende ser útil e informativo, pero las cuestiones jurídicas pueden ser complicadas y estresantes. Un abogado de inmigración calificado puede atender sus necesidades legales específicas, explicarle la ley y representarlo en el tribunal. Dé el primer paso ahora y contacte con un abogado de inmigración cualificado cerca de usted para discutir su situación legal particular.

Leave a Reply