4 grandes errores que se deben evitar al iniciar una pequeña empresa

Iniciar un nuevo negocio puede ser un momento emocionante y muchos emprendedores están ansiosos por convertir su gran idea de negocio en una empresa exitosa. La desafortunada realidad, sin embargo, es que muchas empresas emergentes no pasarán del primer año.

Otros pueden continuar en el negocio, pero apenas serán rentables para el propietario. Si bien cada empresa tendrá su propio conjunto único de desafíos, muchas de las nuevas empresas que fracasan al principio lo hacen debido a algunos errores comerciales importantes.

4 grandes errores que se deben evitar al iniciar una pequeña empresa

Al identificar cuáles son estos grandes errores, los empresarios pueden mejorar sus esfuerzos para que el nuevo negocio no se vea afectado negativamente por ellos.

1. No crear un plan de negocios detallado

Uno de los primeros pasos que deben dar los emprendedores al pensar en iniciar un nuevo negocio es crear un plan de negocios. Algunos planes de negocios son bastante básicos, pero esta es quizás una de las mejores herramientas de planificación que puede tener un nuevo propietario de negocio. Por lo tanto, idealmente debería ser lo más detallado y completo posible.

Un plan de negocios puede cubrir temas relacionados con el desarrollo de productos, marketing, financiamiento, costos operativos diarios, espacio de oficina, instalaciones, logística y más. Al preparar un plan de negocios, tómese el tiempo para investigar a fondo el mercado y otros factores.

Esto hará que sea más fácil para el empresario comprender mejor los riesgos asociados con el plan de negocios y desarrollar un presupuesto y un plan financiero más completos.

También puede ayudar al nuevo propietario de un negocio a definir quién es el público objetivo y cuál es la estrategia de marketing. Al hacer esto por adelantado, el emprendedor tendrá que hacer menos ajustes después de que se abran las puertas del negocio y el negocio tenga gastos generales que pagar.

2. No completar un modelo de riesgo

Todas las empresas enfrentan diferentes tipos de riesgos, y se puede crear un modelo de riesgo para identificar cuáles son los riesgos que enfrentará la nueva empresa. También se utiliza un modelo de riesgo para identificar formas de evitar que esos riesgos afecten al negocio de puesta en marcha, así como para desarrollar planes que se puedan poner en acción inmediatamente si se desarrollan los desafíos.

Esto puede ahorrarle tiempo y dinero al propietario del negocio mientras opera el negocio. Algunos propietarios de nuevos negocios crearán su propio modelo de riesgo, pero muchos subcontratarán esta importante tarea a un consultor profesional.

3. No ubicar el financiamiento por adelantado

Además de estos errores comerciales comunes, también hay otros errores comunes que cometen los propietarios de nuevos negocios con respecto al financiamiento y la financiación. Cuando el emprendedor crea un plan de negocios detallado, tendrá una mejor idea sobre la cantidad de capital inicial que se requiere para abrir las puertas del negocio.

Esto incluye fondos para desarrollar sus productos, para gastos iniciales de marketing y para oficinas o espacio de instalaciones. Además, el propietario del negocio también tendrá costos operativos regulares relacionados con el negocio. 

Todos estos factores deben tenerse en cuenta por adelantado, y los empresarios inteligentes harán un esfuerzo sólido para reunir capital antes de abrir las puertas del nuevo negocio. 

El capital y la financiación pueden provenir del propietario de la empresa. Por ejemplo, algunos pueden refinanciar la hipoteca de una vivienda para obtener capital. Otros encontrarán un socio comercial que pueda participar activamente en las operaciones o que simplemente sea un socio e inversionista silencioso.

Algunos empresarios buscarán capital de riesgo, obtendrán un préstamo comercial u obtendrán financiamiento a través de varios otros métodos. Muchas de estas opciones pueden llevar semanas o incluso meses en algunos casos para asegurar el financiamiento, por lo que es mejor asegurar el financiamiento antes de abrir las puertas de la empresa.

4. Asumir demasiados gastos generales demasiado rápido

Incluso cuando el negocio está bien financiado por adelantado, algunos propietarios de nuevos negocios cometen el error de asumir demasiados gastos generales demasiado rápido. Por ejemplo, pueden mudarse a una oficina más agradable de lo que pueden pagar en lugar de seguir utilizando opciones de espacio de oficina más asequibles durante un tiempo más.

Algunos contratarán empleados unos meses antes o es posible que no negocien un salario más bajo para los empleados. Tanto los gastos únicos como los gastos regulares deben revisarse cuidadosamente con un nuevo negocio, así como más tarde, cuando el negocio esté más establecido.

Debe haber fondos disponibles para pagar gastos únicos, y el propietario de la empresa debe tener ingresos adecuados y estables para soportar nuevos gastos generales que serán un gasto regular. Además, el propietario de la empresa debe considerar otras formas en las que se podría gastar el dinero para fomentar el crecimiento como alternativa, como el marketing o el desarrollo de productos.

Muchas empresas que fracasan en sus primeros meses o años lo hacen porque se cometen los mismos errores comerciales comunes. Los emprendedores que están comprometidos con el éxito en su esfuerzo deben comprender mejor cuáles son estos errores y tomar medidas para evitar cometerlos en su propio negocio.

Artículo anteriorRedacción de una carta de reclamación de seguro de vida
Artículo siguienteCarta de motivación para la beca – Plantilla
Abogado de profesión, escritor de artículos legales en habla hispana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here