Cuando un abogado se retira en medio del caso de un cliente, ese retiro suele ser categorizado como «obligatorio» o «voluntario». En este artículo, explicaremos la diferencia entre estos dos procesos, junto con algunos ejemplos de cada uno. Tenga presente que con cualquiera de los dos tipos de retiro, el abogado normalmente necesita pedir y obtener el permiso del tribunal antes de terminar la representación de una de las partes en una demanda civil en medio del caso.

Retiro obligatorio de un abogado

Si las circunstancias requieren que el abogado se retire de la representación, el retiro se considera obligatorio. Las situaciones que podrían dar lugar a la retirada obligatoria de un abogado de un caso incluyen:

  • el abogado no es competente para continuar la representación
  • el abogado se convierte en un testigo crucial en un tema controvertido en el caso
  • el abogado descubre que el cliente está usando sus servicios para avanzar en una empresa criminal
  • el cliente insiste en la búsqueda de una posición frívola en el caso
  • el abogado tiene un conflicto de intereses o no puede continuar la representación sin violar las reglas de conducta profesional, y
  • el cliente termina los servicios del abogado. (Aprenda más: Cómo despedir a su abogado.)

Retiro voluntario de un abogado

Cuando las circunstancias permiten, pero no exigen, que el abogado cese la representación, el retiro se considera voluntario. Las circunstancias en las que un abogado puede retirarse a mitad del caso incluyen:

  • el cliente se niega a pagar al abogado por sus servicios en violación de su acuerdo de honorarios
  • el cliente se niega a seguir el consejo del abogado
  • el cliente está involucrado en una conducta fraudulenta, y
  • ha habido una ruptura en la relación abogado-cliente que impide al abogado representar eficazmente al cliente en el caso.

Incluso cuando la retirada es obligatoria, un abogado debe primero pedir y obtener el permiso del tribunal antes de terminar la representación en medio de un caso. Y, en la mayoría de las situaciones en las que se concede la solicitud de retirada, el tribunal le dará al cliente una cantidad razonable de tiempo para encontrar un nuevo abogado.

Obtención del permiso de la Corte para retirarse

Incluso cuando la retirada es obligatoria, un abogado debe primero pedir y obtener el permiso del tribunal antes de terminar la representación en medio de un caso.

Si bien un tribunal normalmente se mostrará comprensivo con la difícil situación de un abogado que se enfrente a circunstancias que requieran o permitan la retirada, es posible que no se conceda el permiso para retirarse inmediatamente si:

  • los hechos que dan lugar a la solicitud de retirada están en disputa, o
  • la retirada perjudicaría materialmente la capacidad del cliente para litigar el caso.

En tales circunstancias, el tribunal podría celebrar una audiencia probatoria sobre las cuestiones de hecho controvertidas antes de pronunciarse sobre la solicitud de retirada del abogado. Y, en la mayoría de las situaciones en las que se concede la solicitud de retirada, el tribunal dará al cliente una cantidad razonable de tiempo para encontrar un nuevo abogado.

Una vez que el abogado ha recibido el permiso del tribunal para retirarse de la representación, debe devolver todos los bienes del cliente que estén en su posesión, incluidos los fondos del cliente y cualquier cuota o anticipo no utilizado o no ganado. El abogado debe cooperar con el nuevo abogado del cliente y debe entregar el expediente completo del cliente según las instrucciones.

El abogado que se ha retirado de la representación tiene la obligación profesional permanente de mantener la confidencialidad de todos los asuntos en la relación abogado-cliente, por lo que, por ejemplo, el abogado no puede convertirse en testigo de la parte contraria del cliente en el caso de asuntos que entren en el ámbito del privilegio abogado-cliente. Esta obligación surge de las normas de responsabilidad profesional que rigen los deberes de los abogados para con sus clientes actuales y anteriores, y la violación de estas normas puede dar lugar a medidas disciplinarias contra el abogado, que pueden llegar hasta la inhabilitación.

Aprenda más sobre el cambio de abogados en la mitad del caso y las devoluciones y disputas de facturación cuando se cambia de abogado.

Leave a Reply