Sabe que tiene un asunto legal urgente y necesita programar una reunión de consulta con un abogado. Cuando se siente con su abogado por primera vez, querrá aprovechar al máximo esa reunión. Los abogados a menudo cobran por hora, incluso para una consulta inicial, por lo que es crucial ser eficiente. ¿Qué debe hacer para prepararse para esa primera reunión con su abogado?

          Además de conocerle y escuchar su relato, su abogado también querrá ver documentos y pruebas, tanto con fines informativos como para ayudar a evaluar la solidez de su caso.

          Su información de contacto

          Independientemente del tipo de asunto legal, su abogado querrá saber quién es usted y cómo contactarlo. Esté preparado para proporcionarle su:

          • dirección de la casa
          • dirección de trabajo
          • nombre y dirección del empleador
          • número de teléfono de casa
          • número de teléfono del trabajo
          • número de teléfono móvil
          • número de fax, y
          • dirección de correo electrónico

          Datos clave sobre su caso

          Su abogado seguramente le pedirá que describa los hechos clave que le llevaron a tomar la decisión de reunirse con un abogado. A menudo, los clientes le cuentan a los abogados sus historias de manera entrecortada o con los hechos y eventos clave fuera de orden.

          Para que su reunión de consulta sea eficiente, intente escribir su historia como si la comunicara a una persona que no la conociera. Probablemente querrá hacer esto cronológicamente, identificando las fechas y los nombres clave (por ejemplo, «Todo comenzó cuando entré en el negocio con mi amigo Bill en 2013…»).

          Intenta mantener estos hechos en una sola página. Hacer esto le obligará a entender la «narrativa» de su caso, y le ayudará a comunicar la secuencia de eventos y cuestiones clave a su abogado. Algunos detalles importantes a incluir en esa narrativa incluyen:

          • nombres de los jugadores clave en su disputa
          • fecha en que comenzó la disputa o el problema
          • tipo de la disputa (acoso, contrato, divorcio)
          • eventos clave de su disputa, incluyendo una narración de «quién, qué, dónde, cuándo y por qué», y
          • el estado actual de su disputa.

          Por último, debe incluir una descripción de una frase de lo que le gustaría que ocurriera. Esto le dirá a su abogado exactamente lo que espera de él o ella. (Por ejemplo, «Quiero la custodia exclusiva de mi hija porque creo que mi marido es un peligro para ella» o «Quiero demandar a mi antiguo empleador porque creo que me despidió injustamente»).

          Recopilar documentos y pruebas relevantes

          Además de conocerle y escuchar su relato, su abogado también querrá ver documentos y pruebas, tanto con fines informativos como para ayudar a evaluar la solidez de su caso.

          Obviamente, la naturaleza de las pruebas variará dramáticamente de un tipo de caso a otro. Mientras se prepara para reunirse con su abogado, intente localizar cualquiera de los siguientes puntos que puedan aplicarse a su caso:

          • contratos (como acuerdos de empleo, arrendamientos, pagarés y similares)
          • documentos financieros (por ejemplo, si va a redactar un testamento o a fundar una empresa)
          • correspondencia (cartas, correos electrónicos o mensajes de texto entre usted y la otra parte o de otro modo relevantes para su disputa)
          • fotos (que podrían incluir posts de medios sociales, fotografías físicas, etc.)
          • informes de accidentes o de la policía
          • materiales de empleo, como un manual del empleado, y
          • declaraciones de testigos e información de contacto de testigos

          Intente reunir y copiar estos documentos antes de su reunión. Si puede ponerlos en una carpeta organizada, le facilitará la vida a su abogado y reducirá las horas dedicadas (y cobradas).

          A veces, un abogado también puede tratar de acelerar el proceso de recopilación de información enviándole un cuestionario para que lo rellene antes de cualquier reunión. Si esto ocurre, asegúrese de rellenar el cuestionario y enviarlo a la oficina del abogado con antelación, para que el abogado no tenga que revisarlo mientras usted está sentado allí.

          Además, envíe copias de cualquier documento disponible que el abogado pueda haber solicitado en el cuestionario.

          Asegurarse de que el abogado no tenga conflictos de intereses

          Antes de llegar demasiado lejos en una reunión o conversación, el abogado querrá saber sobre cualquier posible conflicto de intereses que pueda impedirle representarle éticamente.

          Debe traer una lista de las personas que pueden ser testigos o acusados en el caso. Si, por ejemplo, el abogado o el bufete de abogados representa a alguien del otro lado de la valla, tendrá un conflicto y probablemente no podrá representarle. Cuanto antes se entere de esto, mejor.

          Considere sus metas para la representación

          A veces, los clientes se dan cuenta de que tienen un problema legal, pero no piensan claramente en sus objetivos específicos, sobre todo si están enfadados.

          ¿Qué es exactamente lo que quiere que su abogado logre para usted? Obviamente, la capacidad de su abogado para lograr su «resultado perfecto» dependerá de los hechos y de la ley, pero de todas formas debe preparar una lista de objetivos que quiere que el abogado le ayude a lograr. Los objetivos típicos podrían incluir:

          • examinar y formular observaciones sobre un contrato o documento jurídico
          • proyecto de testamento
          • formar una nueva empresa
          • responder a una queja legal, demanda o carta amenazadora
          • investigar si tiene una reclamación legal meritoria contra otra persona o entidad
          • redactar una queja legal o carta de demanda a otra persona o entidad, o
          • negociar un contrato de arrendamiento, contrato u otro acuerdo

          Porcentaje de abogados que trabajan en ica privada, el 51% trabaja en bufetes, no en solitario. (Fuente: American Bar Association.)

          Considerar las preguntas que se deben hacer

          Sin duda, tiene muchas preguntas que querrá hacerle a su abogado. Para asegurarse de que todas ellas sean contestadas, intente enumerarlas de antemano. Las preguntas que puede hacer a un abogado incluyen:

          • ¿Cómo han abordado otros clientes cuestiones similares en el pasado?
          • ¿Cómo es probable que responda el otro lado?
          • ¿Qué le gustaría ver (al abogado) para evaluar este caso?
          • ¿Cuáles son las opciones para seguir adelante, tanto legales como no legales?
          • ¿Cuántos casos similares ha manejado?
          • ¿Qué porcentaje de su práctica está en el área de especialización que necesito?
          • ¿Sueles representar un «lado» particular de este tema (por ejemplo, empleadores o empleados)?
          • ¿Qué problemas prevé el abogado con su caso?
          • ¿Cómo manejarías esta situación? ¿Cuál es el proceso?
          • ¿Cuánto tiempo tomará para llevar el asunto a una conclusión?
          • ¿Cómo cobraría por los servicios (por ejemplo, por hora o por contingencia o por tarifa plana)?
          • ¿Manejarías el caso personalmente o se lo pasarías a algún otro abogado del bufete? Si otros abogados o personal pueden hacer parte del trabajo, ¿podría reunirme con ellos antes de aceptar la representación?

          En resumen, la preparación para su primera reunión de consulta es crítica. Una fuerte preparación ahorrará tiempo y dinero. También asegurará que todas sus preguntas sean contestadas, y que su abogado tenga toda la información necesaria para representarlo efectivamente.

Leave a Reply